EMPRENDER LA LIBERTAD

La educación en la Republica Dominicana se encuentra en proceso de cambio, donde el modelo tradicional ya no se limita a la transmisión o memorización de información. Este importante avance incluye el desarrollo de las habilidades directivas indispensables para el éxito en la vida. La inteligencia emocional, la capacidad para establecer relaciones interpersonales y de lograr metas son la base para ayudar a nuestros niños, niñas y adolescentes a que desarrollen plenamente el espíritu emprendedor.

 

En la Asociación de Instituciones Educativas Privadas (Ainep) estamos convencidos de la importancia de fomentar y desarrollar las habilidades fundamentales para la vida en las aulas desde temprana edad con los alumnos y alumnas. Confianza en sí mismos, compromiso y creatividad son algunos de los aspectos indispensables para la formación de emprendedores. De acuerdo con el informe Doing Business 2016, del Banco Mundial, durante las dos últimas décadas la República Dominicana se ha establecido como una de las economías de más rápido crecimiento en las Américas, con una tasa de crecimiento medio del producto interno bruto (pib) real de 5.4% entre 1992 y 2014. Ese crecimiento ha sido impulsado por la construcción, la manufactura y el turismo. El país sigue siendo una de las 15 principales economías en el índice de facilidad de hacer negocios en América Latina, por lo que nuestro reto como educadores es concebir los ambientes que impulsan al emprendimiento.

 

¨EL EMPRENDIMIENTO
EN LA EDUCACIÓN
ABRE UNA VENTANA
A UN CAMBIO DE
METALIDAD POR PARTE
DEL MAESTRO, QUE
ES CONSIDERADO
POR LA SOOCIEDAD
COMO GESTOR DE
TRASCENDENCIA¨

 

La habilitación de espacios donde nuestros niños, niñas y adolescentes puedan crear, innovar, promover sus inquietudes, la capacidad asertiva de ver oportunidades, la fortaleza de tomar decisiones, el manejo eficaz de sus emociones, el deseo y la valentía de asumir riesgos y ser optimistas en el trayecto. La implementación del emprendimiento en la educación abre una ventana a un cambio de mentalidad por parte del maestro, quien es considerado por la sociedad como un gestor de trascendencia. Transformar las ideas en actividades prácticas y específicas son parte del desafío que debemos asumir los actores del sistema escolar dominicano. Esto nos lleva necesariamente a la creación de un nuevo modelo educativo tanto para el sector público como para el privado, donde los estudiantes tengan un rol dinámico, interactivo y participativo que les permitirá crear ideas de modelos de negocios y la experiencia práctica que reflejen sus competencias y aptitudes para la vida.

 

El pensamiento crítico y creativo, aunado al desarrollo de habilidades sociales, son factores relevantes que permitirán al estudiante definir una meta clara, saber quién es y a dónde va, para así poder alcanzar sus objetivos. El emprendimiento es una forma de empoderar a alumnos y alumnas, otorgándoles las herramientas para crear sus propias reglas de juego y así poder escribir su historia. Por tal razón es algo que no se puede enseñar en un pizarrón, es un conocimiento que sólo puede adquirirse a través de vivencias; es algo que no se aprende, se siente. Las familias también juegan un rol determinante en esto, teniendo la responsabilidad de dar seguimiento, apoyo, disciplina y formación conforme a lo valores y principios que le permitirán a este nuevo emprendedor conocer que cada proyecto que inicie deberá recorrer


JULIA MUÑIZ SUBERVÍ ES DIRECTORA EJECUTIVA DE AINEP Y ABOGADA ESPECIALIZADA EN DERECHO DE FAMILIA.

FORBES NOVIEMBRE 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *